Páginas vistas en total

martes, 17 de diciembre de 2013

Oratorio Morante, Santa Fe, Argentina

En 1750 Don Juan de Pereda y Morante, recibió por méritos militares una franja de tierras que se extendía desde el Arroyo del Medio hasta el Pavón, formando dentro de esa superficie una estancia. Su esposa Doña Antonia del Pozo y Ximénez, de Pereda y Morante, hizo construir a la vera del Camino Real entre Buenos Aires y el Alto Perú, un oratorio dedicado a Nuestra Señora de los Remedios. Como era de costumbre hispana, el oratorio llevó el apellido materno del esposo. Para el mantenimiento donó tierras a familias humildes que entregaban una parte de la producción de sus tierras para los arreglos.
No se conoce la fecha exacta de la construcción del mismo, se estima que habrá sido para el 1770, su reconocimiento oficial data del 1826, y ha recibido arreglos en 1862 y 1902.
Doña Antonia en su testamento de 1810 deja constancia del oratorio que mantiene en su estancia y en el mismo redacta que dona 16 hectáreas al Obispado de Buenos Aires para que levante un pueblo. Así surgió el poblado, que nunca pasó a ser más que un caserío aislado, contado en la actualidad una población estable de unas ochenta personas.
Se cuenta que dada su cercanía al Camino Real, por aquí paso el General San Martín con sus Granaderos, rumbo a la Batalla de San Lorenzo, al igual que el General Manuel Belgrano, es más, hay quienes afirman que en parte tomó los colores del manto de la Virgen, celeste y blanco como fuente de inspiración para la futura bandera que enarbolaría a orillas del Paraná. En setiembre de 1840 pasó también el General Lavalle y el 7 de octubre de 1843 se produjo aquí un sangriento enfrentamiento entre originales y soldados al mando del Coronel Prudencio Brown Arnold.
A pocos kilómetros del lugar se alza la estancia Los Naranjos, propiedad de la familia Rueda. El 17 de setiembre de 1861, dentro del predio de la misma se libró la Batalla de Pavón entre los ejércitos de la Confederación Argentina al mando del General Urquiza y el de la separatista Buenos Aires, al mando de Mitre. La batalla comenzó a las 8 de la mañana, con el avance de las tropas porteñas, reforzadas por huestes al mando del cacique Baigorria (que habían pertenecido con anterioridad al ejército de la Confederación), el avance desbordó al enemigo, motivo que impulsó a Urquiza a usar su artillería, ocasionando fuertes bajas a los separatistas, lo que obligó al Coronal Arredondo atacar la infantería de la Confederación dispersándola. Fue en ese momento cuando entró en juego la temible caballería urquicista, poniendo en fuga a su contrincante y persiguiéndolos hasta el Arroyo del Medio donde quedó abandonada.
Hasta aquí la victoria era de la Confederación, pero al atardecer el General Urquiza emprendió retirada y ante ésto el mitrista General Rivas ordenó a la banda tocar Diana en señal de triunfo, a ver podríamos decir que Mitre ganó por abandono. En éste caso no se le puede atribuir al "ganador", el poder mediático que ostentaba cuando desde su diario, La Nación, mentía triunfos como el acontecido con el Cacique Catriel en Sierras Bayas, ya que el primer ejemplar del mismo vio la luz el 4 de enero de 1870, habrá sido oportunismo, más poder, mejores relaciones internacionales, una mala jugada del caudillo entrerriano, lo cierto es que el resultado fue muy influyente para los tiempos siguientes.
Muchos de los fallecidos en la batalla se encuentran enterrados en el camposanto lindero al oratorio.
En la década del 40, el General Perón y Eva Duarte pasaron algún verano en la vecina estancia del ministro Román Subiza, produciendo la visita de Evita a la capilla en ocasión de la misa dominical.
Las fiestas patronales suceden el segundo domingo de setiembre, hecho que convoca a multitud de fieles y grupos tradicionalistas.
Cabe consignar que tanto el oratorio, como el museo que funciona en la vieja escuela se encontraban cerrados y que no encontré a nadie en las cercanías para preguntar sobre como se podía visitar los mismos, hay cartelería, pero no hay personas encargadas de la custodia del lugar que pudieran abrir las puertas de los edificios para contemplar los interiores, mal, así no se atraen visitantes, mal.
Me voy satisfecho por el día y el color del cielo, que contrasta con los claros colores del oratorio, y me voy un poco enojado con las autoridades que tendrían que arbitrar los medios para mantener abierto al conjunto histórico.

8 comentarios:

  1. hola que tal... muy buen articulo por cierto, me intriga saber cual es el lugar exacto del pueblo... morante..?? asi se llama?..mi mail juanzhe@yahoo.com.ar y desde ya muchas gracias te dejo un saludo

    ResponderEliminar
  2. Amigo, ya te pasé la información sobre como acceder a Morante, espero sea de tu utilidad.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Te comento que fuí al almacen que se encuentra cerca de la capilla y ahí me comentaron que en una casa vecina (al lado) vive una señora que posee la llave de la capilla. Ella amablemente abre la capilla (si es que la puerta se encuentra cerrada).

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Que buen dato, tendré que ir nuevamente y gracias a tu información poder recorrer la capilla.
    Gracias!!!

    ResponderEliminar
  5. ORATORIO MORANTE!!!! MI QUERIDO PUEBLO...
    CRECÍ EN LA ESTANCIA DE SUBIZA DONDE EVITA Y PERÓN ESTUVIERON , ACTUALMENTE LOS DUEÑOS SON DE ROSARIO Y MI HERMANO SIGUE TRABAJANDO AHI
    PRECIOSO LUGAR!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. HICE EL COMENTARIO ANTERIOR.. ME LLAMO PATRICIA MENDEZ

      Eliminar
  6. Patricia, debe ser un gran orgullo el estar ligada a la historia grande de nuestra Argentina, y coincido que Morante es un lugar muy hermoso y desgraciadamente no tan difundido como se lo merece en relación a su importancia histórica.
    Muchísimas gracias por el comentario y los datos que nos aportas.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  7. El Oratorio Morante sigue siendo uno de esos lugares auténticos -en nuestra llanura- que vale la pena visitar.

    ResponderEliminar