Páginas vistas en total

domingo, 1 de diciembre de 2013

López Lecube, la estación, Buenos Aires, Argentina

Antes de entrar de lleno en el tema de la estación me olvidé un dato importante en la entrada anterior. Cuando uno camina por el pasillo central de la iglesia se nota que el piso se está hundiendo, que se está produciendo algún tipo de asentamiento, bueno se especula que justo en ese lugar se encontraba la vizcachera que salvó la vida de López Lecube, o sea el templo está construído justo sobre la misma, tan solo una hipótesis, tan solo otro misterio.
Vuelvo a la estación, de ella no hay mucho para decir ya que todo está destruido, la cantidad de edificios secundarios que cuenta hablan que allí vivía personal de mantenimiento de la línea y que también era punto de recambio de maquinistas. La edificación es de piedra y no de ladrillos, presumo quizás de las canteras propias de don López, que además había hecho construir un camino de ese material desde el andén donde descendía hasta la iglesia y el casco de una de sus tres estancias.
Seguimos viaje buscando el pueblo natal de Sergio, Felipe Solá, antes aparece un enclave fantasmal, acorde al paisaje que lo contiene.
Le digo adiós a López Lecube, muchas imágenes han ido a parar al rincón de las imprescriptibles.

1 comentario:

  1. Viví en la estancia San Rafael de Don Ramón Lopez Lecu. be con mis padres y hermanos desde los 4 años hasta los 7...LLegamos ahi en el año 1927 y desde cas se veia a distancia la Iglesia, en cuyo lateral derecho, que en las fotografias se ven los 5 ventanales, que en su interior era un gran ambiente partido en 2 por un biombo, donde funcionaba el colegio con hasta cuarto grado. Los maestros eran el matrimonio Ambrusi. Hermoso recuerdo!!

    ResponderEliminar