Páginas vistas en total

lunes, 7 de enero de 2013

La historia sinfín

http://riomarron-rodolfo.blogspot.com.ar/
La historia sigue en el blog del río, en un lugar con características a veces rodeando lo bizarro, lo misterioso y asombroso

domingo, 6 de enero de 2013

Alerta meteoroilógica, Laprida, Buenos Aires, Argentina

Volví a Laprida con la tormenta sobre mi cabeza como en los dibujitos, tormenta con rayos amenazantes, nubes gordísimas, un sol peleando a capa y espada para no desaparecer y 22 gotas de lluvia, tan sólo un poco de agua a la altura de la plaza. Poco quedaba por hacer, la aventura había llegado a su fin, mañana ya emprendía la vuelta y recordé haber pasado por un bar de esquina viejo pero producido para la ocasión, hasta ahí llegué y cerveza mediante dí por terminado el viaje 127, afuera el cielo se había tornado naranja furioso como en el Tromen, ahí tome conciencia que había sido un error dejar la posición del cementerio, contemplar la desmesura de esa construcción con semejante telón de fondo hubiera significado una vivencia muy significativa, bueno son apuestas, William Boo decretamos un empate y todos felices, tá...
Las dos últimas fotos y ya empezarán los garabatos como si fueran los primeros bosquejos durante un proceso de diseño, fin de enero, carnaval. día 1 Rosario, día 2 Mechita, Guaminí, Berisso, Cucullú, Hinojo, Villa Lía, Ibicuy, Jaramillo, el Corona del Inca, el San Guillermo, la Caleta Tortel, el geriátrico.

sábado, 5 de enero de 2013

Portal del cementerio de Laprida, Buenos Aires, Argentina


Y por fin estoy parado frente al portal del cementerio de Laprida, cerrando la trilogía Salamone que empezó hace un año en Azul. La escala es sencillamente brutal, sobre todo si la situamos dentro de la pampa más plana, la fortuna me acompañó por un momento dirigiendo una tormenta que rápidamente cubrió temerariamente el cielo, pude tomar algunas fotos con esos cielos cargados y tenía dos opciones, o volvía a 170km/h o me quedaba dentro del edificio esperando que pasara, pero ya estaban próximos a cerrar y la fantasía de quedar encerrado toda la noche pudo más y volví, error...

viernes, 4 de enero de 2013

Del desánimo al enojo, Paraguil y las revelaciones, Buenos Aires, Argentina

Seguí por ese solitario camino hasta el próximo pueblo y la historia se volvió a repetir con una variante, ésta vez en el predio de la estación se hallaba operando una pala mecánica, hablo con el maquinista y me comenta  que procedía a despejar los restos de un descarrilamiento reciente, accidente que provocó un pequeño desastre ambiental ya que derramó ácido sulfúrico en tierra y atmósfera., la charla se tornó amena y comprometida ya que el trabajador era un fervoroso defensor del ferrocarril estatal, para el que había laborado durante más de veinticinco años, una voz clara y comprometida con una causa que nos involucra a todos. Vuelta y del desánimo del abandono anterior al encendido monólogo de a dos, parece haberme cambiado el ánimo, bien para afrontar el capítulo final de la historia Salamone, precisamente las seis últimas tomas corresponden al matadero de Laprida, obra del manual  art decó pampeano en estado puro, mientras rodeo el edificio me salen al encuentro, Walter Gropius, Marinetti, De Sitijl, Fritz Lang, próceres del pasado académico y vuelvo al encendido discurso del compañero ferroviario y trato de sacar comunes denominadores y me sale la presencia del Estado, de un estado que genera estas exquisitas obras y de un estado integrador y contenedor y caigo en la urgente nebulosa del que falló...

jueves, 3 de enero de 2013

Las Hermanas olvidadas, Buenos Aires, Argentina

No resulta muy difícil hallar estos pueblos fantasmas, basta con preguntar cuando uno llega a una ciudad pequeña, por un par de estaciones anteriores y posteriores al sitio en donde uno se halla, e inevitablemente, una, dos, tres y con suerte las cuatro estarán abandonadas y junto a ella todo el trazado urbano, ésta no fue una excepción y dos de dos resultaron fantasmales lugares. Aquí comparto el asentamiento de Las Hermanas en donde vemos la edificación ferroviaria inaugurada el 8 de julio de 1903, perteneciente al ramal Constitución-Bahía Blanca del FCGR, y cuesta creer que la destrucción sea total, cuestan creer estos abandonos con el esfuerzo titánico que demandó construirlos, además encontré un edificio con las características de una escuela albergue, sí, correcto, abandonada también. Tremenda soledad expresa esa pampa inabarcable, ese camino de tierra sediento de vehículos, esas casitas perdidas, vulnerables, ese andén que no debe recordar el nombre del último poblador que se apeó al último tren de pasajeros que osó detenerse en Las Hermanas, créanme que duele tanto silencio que no debería ser.