Páginas vistas en total

jueves, 21 de agosto de 2014

Las ruinas de la modernidad, el enigma de Montelen, Salaberry, Buenos Aires, Argentina

La historia de Montelén se inicia a mediados del siglo XIX, cuando un joven empleado del Juzgado de Paz de Cañuelas contrae matrimonio con la hija de un poderoso estanciero, quién como regalo de bodas le obsequia una pequeña estancia. Con ese capital inicial Máximo Fernández consigue comprar en 1872 seis leguas cuadradas de tierra en una de las regiones mas aptas de toda la pampa húmeda, denominando su fundo con el nombre de su adorada esposa, "La Matilde", la misma con el devenir de los tiempos se convirtió en un próspero complejo agrícola ganadero de 25000 hectáreas.
En 1882 vendió toda la hacienda, arrendó la propiedad y se fue a vivir a Europa hasta 1889, cuando regresó dotando a la estancia con todos los adelantos que fue descubriendo en el primer mundo, mientras que incursionaba en una nueva actividad, la especulación financiera, adquiriendo acciones de bancos importantes, nada parecía entonces ensombrecer el horizonte de los Fernández y su reducto feudal, pero...
Los tres hijos varones, Raúl, Pepe y Máximo Jr. no resultaron ser los administradores ideales, gastando y despilfarrando las ganancias que se fueron acumulando en los años de bonanza. En poco tiempo quebraron la cremería y la fábrica de quesos, la ganadería no rendía los frutos esperados y las erogaciones eran mucho más abultadas que los ingresos, paralelamente la crisis de 1890 volvieron papel pintado las acciones que Don Máximo había adquirido como novedad, obligándolo a vender 4 leguas para saldar parte de las deudas contraídas, y para remate final, Matilde no regresó a la estancia quedándose a vivir en el Uruguay, que para ese momento conservaba la estabilidad y glamour que faltaba en Argentina.
El atribulado Máximo padre se juega su última carta para atraer a su amada esposa, manda a construir  una mansión enorme en una sola planta al mejor estilo de esos castillos italianos que tanto los habían deslumbrado durante su burguesa estadía en Europa.
Matilde no regresó.
Abatido Máximo Fernández, dividió el campo entre sus tres hijos varones, vendió todo lo vendible y se marchó a Barcelona, corría el año 1904.
Durante los siguientes 38 años, entre 1904 y 1942 la estancia pasó a ser propiedad de otra acaudalada familia los Salaberry, millonarios a través de la compra y venta de productos agrícola ganaderos.
Con la intervención de Juan Francisco y su riqueza "La Matilde" resurgió de las cenizas, la empresa se diversificó agregando a las tareas tradicionales, fábrica de tomates, molinos, criadero de aves, un aserradero mecanizado para la venta de leña. Dotó también a la propiedad de una escuela, una iglesia neogótica, carnicería propia, panadería y un vivero inmenso que proveyó árboles exóticos de lugares remotos del país, todo alimentado por una usina propia. El complejo para 1928 reunía 250 trabajadores y otros 1000 se habían instalado en las inmediaciones de la estación Máximo Fernández, ante esa circunstancia Don Juan Francisco decidió llevar adelante un loteo, dando orígen a un asentamiento que denominó ególatramente "Salaberry".
En la nueva "Matilde", el renombrado paisajista Carlos Thays diseñó un parque  que tenía un lago artificial, en cuyas márgenes los ostentosos Salaberry construyeron dos inmensas jaulas, una hizo las veces de una descomunal pajarera y la otra sirvió para alojar... leones.
Leones, un oso africano, un oso polar refrigerado en base a una planta de hielo que mandaron instalar para tal fin. Símbolo de distinción, snobismo, modernidad, cuando hay dinero que sobra, todo es posible.
Todo es posible, hasta un terrible accidente que azotó la paz de la estancia.
Cuentan que el encargado de cuidar a las fieras tenía una pequeña hija que siempre le acompañaba a realizar los trabajos. Un día el hombre se distrajo, la pequeña niña asomó su cabecita dentro de la jaula y sucedió la tragedia. Tras inhumar el cuerpo en las inmediaciones de la capilla los Salaberry tuvieron que desprenderse de sus animales.
Hacia 1934 y tras nuevas crisis la estancia volvió a caer en desgracia, las propiedades de los otrora millonarios fueron embargadas, administradas por un consorcio de acreedores y posteriormente vendidas.
Se cierra así la segunda etapa de la estancia "La Matilde", corría el año 1942.
La enorme propiedad aguardaba así a un nuevo millonario dispuesto a probar fortuna en un sitio que comenzaba a cargarse con una reputación oscura.
En 1942 aparece en escena Francisco Martín Suárez Zabala, un bioquímico graduado en la UBA, inventor del GENIOL, multimillonario que compra la propiedad y la rebautiza con el nombre de "Montelen".
Inmediatamente las ricas tierras de la pampa húmeda comenzaron a dar frutos y la fortuna del nuevo propietario se incrementó en forma exponencial, con un total de 160 empleados el nuevo emprendimiento se hizo fuerte, pero en Argentina nada está asegurado.
El proyecto industrialista del primer peronismo, la sustitución de importaciones, las migraciones internas, el imán en que se convirtieron las grandes capitales, las nuevas oportunidades despoblaron los campos. Salaberry se moría, la gente se fue, las casas quedaban deshabitadas, hasta que en enero de 1974 un tornado de inusual violencia se abatió sobre el pueblo ya en silencio destruyendo al edificio mas emblemático de Montelen, su capilla neogótica construída en 1914.
Transcurrieron 40 años desde ese enero trágico, 40 años de una naturaleza descontrolada que se adueñó de la situación y los restos mortales de la capilla del Sagrado Corazón y la escuela 2.
Así transcurre la última etapa de La Matilde-Montelen, corre el año 2014.
Una capilla neogótica semidestruída en medio de un bosque desbordado, escondida en un oscuro recoveco de la pampa húmeda es escenario ideal para historias de fantasmas clase Z y como no podía ser de otra manera Montelén tiene no una, si no dos historias de apariciones misteriosas.
La primera tiene como protagonista a la niña decapitada por la leona que según cuentan suele aparecerse luciendo su larga cabellera por entre las destruídas ventanas ojivales del Sagrado Corazón. El segundo suceso que alimenta la fama de bosque encantado tiene que ver con otra niña, esta vez cordobesa, desaparecida en 1938 y que tiene como protagonista a Antonio Suárez Zabala, hermano del propietario de Montelen, quién trabajaba para el laboratorio que fabricaba el GENIOL en la provincia mediterránea, ambos, Antonio y la niña,  se cruzan en una historia según el imaginario popular de prostitución, orgías, trata de personas y muerte. La fabulación indica que el cuerpecito de la pequeña fue incinerado en un horno de ladrillos de la estancia. Debo decir que las fechas de los sucesos no se condicen con la realidad y seguramente hay detrás mas de mito que cualquier atisbo de verdad, de todas maneras lo paranormal factura y sinceramente lo sobrenatural de el sitio ayuda a mantener con vida la historia.
Debo aclarar que aunque el lado oscuro de mi cerebro me machacaba con el mensaje, avanza, avanza, tan solo recorrí la capilla neogótica, ubicada a pocos metros de la desolada ruta sin número. No juzgué pertinente adentrarme en búsqueda de la escuela 2, los edificios secundarios y el mismísimo "castillo", primero porque el predio es muy grande, segundo porque se trata de un espacio privado sobre el cual sobrevuelan historias de violencia contra los intrusos y tercero porque el ingreso a un templo no se le niega a ningún cristiano necesitado de ayuda, así que me quedé con lo que fui a buscar, la iglesia neogótica devorada por la naturaleza indulgente.
Fueron momentos muy intensos, la conjunción de la historia con el bosque, el edificio destruido, las ánimas en pena deambulando entre las ojivales aberturas, el sosegado canto de los pájaros, una leve brisa, el crocante intenso producto de cuarenta otoños y un perturbante estado emocional, todo aquello tejió una poética medieval inscrita en la desolación de la pampa abandonada.
Ya afuera de Montelen, restaba visitar la estación Máximo Fernández del FCO, destruída como no podía ser de otra manera, a esta altura me preguntaba que sería de la vida de los 4 habitantes que según el censo 2010 habitaban Salaberry, como sería vivir entre tantos secretos.
Como seguir viaje después de Montelen... Coliqueo y Evita me esperan, no será demasiado para un día.


27 comentarios:

  1. Impresionante!! Una historia y un lugar de gran encanto y misterio.
    Gracias!

    ResponderEliminar
  2. ESPECTACULAR!!!! Rodo, "el cazador de historias y de imágenes alucinantes". Supongo lo que habrás disfrutado de este recorrido, y también supongo que estas fotos han de ser sólo algunas de las muchísimas más que habrás tomado. Felicitaciones, un gran trabajo! Gracias por compartir este material. Aplausos maestro! Abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Gracias Laura por las palabras y la paciencia.
    Es verdad, el lugar es impresionante, la historia lo supera y mejor ni pensar todo lo que yace escondido dentro de ese bosque sin control.

    ResponderEliminar
  4. Patzy, en realidad no hay otras tomas, habrán quedado afuera unas diez, ocurre que siempre el tiempo atenta contra el deseo de permanencia, y en este caso meritaba quedarse largo tiempo dentro del bosque.
    La intención es seguir en la búsqueda de esos sitios un tanto especiales sin demasiada prensa.
    Gracias por las palabras, son el combustible necesario para seguir en viaje.

    ResponderEliminar
  5. Un lugar repleto de historia!!!!! Digno de conocer!!!! Si aun no vinieron ... háganlo!!!! Las ruinas son hermosas!!! Y denotan lo que fue en otros tiempos! El Bosque... te atrapa!!!! Muy bien contada la historia y las imágenes Rodolfo. Soy de Bragado y recorro ese lugar con frecuencia!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María Laura, créeme que no me canso de elogiar Montelen, su historia, sus mitos y supersticiones, el bosque, las ruinas. Todo aquello conforma un conjunto único por la belleza y el misterio fascinante que genera.
      A propósito la próxima historia sucede por tus tierras de Bragado, espero que puedas juzgar el trabajo y aportar toda la información que gustes, el espacio está a tu disposición.
      Gracias por las palabras y saludos!!!

      Eliminar
    2. hola se puede visitar sin problemas..o no esta permitido entrar..gracias

      Eliminar
  6. Por lo que leo en estas paginas si se puede ir no??? en otros portales dice que no el que sepa xfa avise!!!Quiero ir a fotografiar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí podés entrar, no hay nada que te lo impida, la iglesia está a pocos metros del ingreso, luego las otras construcciones y la casa principal están más alejadas y no hay indicación sobre como llegar. Tan sólo ten presente que es propiedad privada y si te adentras más tendrás que ir con cuidado por si te topas con alguien.

      Eliminar
    2. yo fui ,tengo fotos de todo ,de la casa por dentro y afuera...

      Eliminar
    3. Grande, que bueno que hayas llegado, la experiencia es muy motivante.
      Gracias por compartir el logro.

      Eliminar
  7. conozco la casa por dentro ,inclusive tengo hasta foto del lugar ,pude entrar con un guia ,es dificil llegar ,inclusive de perderte por el bosque ,la casa con sus muebles ,todo casi destruido ,de no creer como quedaron los muebles ahi ,da pena ver todo abandonado ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno que hayas llegado hasta la casa principal, estando solo no quise arriesgarme, se entrecruzan tantas historias que no me pareció prudente adentrarme. Felicitaciones por el hallazgo y muchas gracias por el comentario.

      Eliminar
    2. Me gustaria conocer todo el lugar , ya que mi apellido tambien es Salaberry y siento una sensacion de curiosidad

      Eliminar
  8. Hola Rodolfo, lo tuyo es un sueño. sobre que ruta queda esto, me encantaría poder pasar algún dia!!!, gracias por tus viajes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marcela, tenés dos formas de acceso, desde Bragado o desde Los Toldos ya que Máximo Fernández se ubica sobre la ruta de tierra que vincula estas dos ciudades, quizás te conviene entrar por Bragado, primero pasarás el pequeño pueblo de La Limpia y luego viene Máximo. La "entrada" a la capilla está metros antes, mano izquierda de llegar al edificio estación, te vas a dar cuenta porque hay una apertura en el monte y a poco de ingresar ya ves la fachada, ahora todo lo que hay por detrás, inclusive el casco queda a distancia considerable y sin ninguna marcación, no quise arriesgarme a más total yo buscaba la iglesia.
      Gracias por seguir los viajes y espero que la salud que se ha complicado me permita seguir en el camino.
      Saludos!!!!

      Eliminar
  9. Hola, muy buenas fotos, quisiera consultarte si todas las fotos que tenes de la iglesia son nada mas de la iglesia sagrado corazón o si sacaste alguna de esas fotos en otra iglesia que encontraste en la estancia, saludos, yo fui hace maso menos una semana, la escuela y la capilla ya las conozco pero quise entrar a la estancia para ir al palacio osea el casco, pero no pude llegar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lucio, todas las fotos pertenecen a la misma Iglesia del Sagrado Corazón, no me adentré mas en búsqueda de otras ruinas por las dudas, hay tanta fábula sobre los peligros de adentrarse hasta el casco principal que no creí conveniente estando solo en ir más allá.
      Gracias por el comentario y gran Abrazo!!!

      Eliminar
  10. hermoso, me encanto!! yo fui este domingo estoy a una hora vivo en bragado pcia d bs as, es fascinante el lugar, ahora no dejan entrar al casco es una lastima, gracias por esta nota y por las fotos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me llamo carolina lopez, aclaro xq me salio con otro nombre(unknown)

      Eliminar
    2. Carolina, coincido plenamente que el lugar y las historias que se tejen sobre el mismo son espectaculares.
      Estuve en Bragado y me encantó, sobre todo el Parque y la Laguna, al atardecer las vistas son magníficas, únicas!
      Saludos!!! y gracias por el comentario.

      Eliminar
  11. mando este comentario xq el anterior me salio con el nombre de unknown

    ResponderEliminar
  12. Carolina, consulta, al casco ahora no se puede acceder? hay algun cuidador o alguien como para preguntar? de todas maneras hasta la iglesia si aun se puede llegar?? muchas gracias por la informacion. saludos

    ResponderEliminar
  13. Tengan en cuenta que Montelen es una propiedad Privada, no se puede ingresar sin tener permiso de los actuales propietarios/administradores. quien lo haga sin permiso esta cometiendo un delito. A nadie le gustaría que alguien entre a su propiedad sin permiso ni escriba fabulas sobre una historia alimentada por la ficción mas que por hechos reales. Gracias por tenerlo en cuenta en respeto a la propiedad privada. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gloria vos estas en todos los foros con esa amenaza. Xq no decis q pito tocas en montelen?

      Eliminar
  14. Despues de la capilla viene lo que se denomina "propiedad privada". La difusión de la historia y leyenda de Montelén ha hecho que muchísima gente se aventurara más allá del límite permitido. Han destruido todo lo que el interior de la casona conservaba. Hoy es una ruina más que poco a poco la naturaleza está sepultando. Para el que se atreva a visitarla le recuerdo que por las noches vagan allí voces indescifrables, se las escucha murmurar y sisear. No es recomendable ni saludable pasar una noche en Montelén.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan a quien hay que pedir permiso para visitar y tomar fotos? es una lastima que vayan a destruir las cosas, es falta de respeto y nos arruinan las posibilidades a personas que realmente queremos apreciar y hacer arte en este bello lugar. porque dicen que es peligroso? hay alguien que lo cuida?

      Eliminar