Páginas vistas en total

martes, 10 de diciembre de 2013

En busca de la capilla perdida, entre Tanti y el Río Yuspe, Córdoba, Argentina

Hace tiempo que un amigo se venía ofreciendo para que emprendiéramos la búsqueda de la capilla perdida, él, un amante de las sierras cordobesas, yo, un trastornado del celebro, la capilla una incógnita. Un día buscando lugares poco conocidos me topé con una página dedicada a capillas y templos de Córdoba, muchas de ellas las conocía, otras fueron motivo de viajes ya contados, algunas duermen en carpeta esperando que algún día las despierte y una en especial me provocaba mas de un desvelo, sobre todo porque no lograba ubicarla con exactitud, sabía que su localización tenía que ver con un camino paralelo a la Cumbre de Gaspar, como ven hay dos, sabía que a unos pocos kilómetros de uno de ellos había que doblar a la izquierda y cruzar un río, en los dos ocurre la misma situación, y luego recorrer otra cantidad de kilómetros no determinada por un camino sin referencias hasta dar con la pequeña capilla perteneciente a una estancia.
Con tan pocos datos y muchas ganas nos subimos al camino con la meta de llegar a Tanti, y desde allí comenzar a preguntar.
Emprendimos viaje un sábado de noviembre, minutos antes de las 3.00 AM, con pronóstico muy favorable para las dos jornadas que nos ocuparía la vuelta que a grandes trazos habíamos diseñado. Mucho café y mucha charla hicieron que se acortaran esos 400 kilómetros de nada que significan el paisaje entre Rosario y Córdoba, por una desolada y casi fantasmal autopista.
A las 9.00 llegamos a Tanti, a horario y con buen ritmo, una rápida parada en la capilla Nuestra Señora del Rosario, un tiempo no programado para reparar una pinchadura y continuamos viaje por la RP 28, la antigua RN 20, rumbo al Río Yuspe, uno de esos lugares mágicos que esconde esta maravillosa provincia.
La necesidad espiritual de las personas radicadas en las estancias de Tanti y Tanticucho, hizo que Don Diego Bustos propietario de éstas, solicitara una licencia eclesiástica para edificar una capilla, fundamentaba su pedido en razón de las distancias y las cualidades de los caminos que comunicaban sus fundos con los templos mas cercanos de la zona, San José y San Roque. La autorización le fue otorgada el 9 de abril de 1840. La obra se termina en 1870 y fue puesta bajo la advocación de  Nuestra Señora del Rosario.
Tanti en sus orígenes fue primera parada del camino real que vinculaba Córdoba con San Juan, hoy es una solariega y tranquila villa alejada de la ruta que atraviesa el Valle de Punilla, pero muy cerca de los centros vitales, Carlos Paz y Cosquín.
La RP 28, es un camino en parte enripiado, en parte pedregoso, con poco tránsito de vehículos que vincula el ya referido Punilla con Traslasierra, camino que conserva la belleza, la escala y la desolación que se ha ido perdiendo en muchas zonas densamente pobladas de las serranías cordobesas.
Cada curva, de las muchas que componen el trayecto propone una visión distinta del "abajo", pero si de visiones distintas se trata, aquí va una.
Paraíso para los amantes del naturismo y el nudismo, a continuación adjunto el enlace al blog del sitio.
http://reservayatanrumi.blogspot.com.ar/
Andamos entre curvas y pequeñas pampas hasta alcanzar el recreo del Río Yuspe, rincón serrano que vale una parada para caminar por el lecho arenoso del río o simplemente hacer equilibrio entre las piedras siguiendo el intrincado curso del mismo.
Estos rincones volvieron a mi mente años de vacaciones en las sierras, los primeros viajes en familia, los amigos que compartían asado y tardes de pileta, los amores de verano, los diques de piedra que llevaban horas de ejecución, los raspones, las ampollas, las crecidas, las caminatas para juntar hierbas, berro, helechos o cactus, los intentos por capturar alguna lagartija o rana de colores, las promesas de volver.
El camino con escala se integra perfectamente al paisaje, el escaso tránsito permite elevar el volumen de la naturaleza, el ruido del fluir del agua se conjuga con el canto de los pájaros sin que un motor desafinado mal intervenga en la pequeña sonata diurna, pequeño paraíso al costado del mundo...
Dejamos atrás al Río Yuspe, un paisano nos devela la incógnita, el camino hacia la capilla es el que continúa hacia La Candelaria, o sea de los dos el que se ubica más al oeste, luego una piedra parada, muy grande, señala el desvío a la izquierda y el sendero que nos conducirá a la capilla perdida. Compramos queso de cabra, salamines y pan recién horneado, el sol brilla, el Uno ignora lo que le espera, que más se puede pedir.
Una siniestra calavera emerge de las profundidades



2 comentarios:

  1. y encontraste la capilla ???

    ResponderEliminar
  2. http://caminandolapampa.blogspot.com.ar/2013/12/capilla-de-la-concepcion-cordoba.html
    Ahí va el link que cuenta el final de la historia.

    ResponderEliminar