Páginas vistas en total

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Tres Lomas, Buenos Aires, Argentina

Dejamos atrás la tierra y Saturno para adentrarnos en el pavimento de la RP 85, ruta que se acerca al oeste provincial, tanto que al final golpea las puestas de La Pampa. Busco tres ciudades con obras de Salamone, la primera, desvío al norte mediante, Tres Lomas.
El nacimiento del pueblo se origina durante un remate, remate planificado por el propietario de las 10000 hectáreas que contendrían al nuevo asentamiento. Las tierras al oeste de la Zanja de Alsina fueron asaltadas por los soldados de Julio Argentino Roca y su ladero el Coronel Villegas, personajes funcionales a los intereses de la corona británica que fijaba el rol que debía cumplir cada nación en el mundo, en nuestro caso fue "país agro exportador" al servicio de las necesidades de la hambrienta Europa, para que ello fuera realidad había que salvar tan solo un pequeño escollo, había que aniquilar a todos los originarios que poblaban "el desierto", desierto en el discurso oficial, ya que las tierras en cuestión eran fértiles.
El nuevo asentamiento nace de la mano de pueblos originarios expulsados o masacrados, gauchos traídos para la defensa de los fortines e inmigrantes blancos que vinieron a poblar la tierra prometida. En ese marco Antonio Blanco le compra al inglés Federico Humpreif 10000 hectáreas que luego saldrán a remate para el asentamiento de una nueva locación, pero el proceso no fue inmediato ya que Blanco esperó que los ingleses pusieran en valor las tierras haciendo pasar el ferrocarril por ellas y por sobre todo construyendo la estación, durante 1905, momento clave para dar inicio al remate de las tierras linderas a la misma.
La ciudad cuenta con tres obras de Salamone, la municipalidad, la portada del cementerio y el matadero, la primera no muestra la escala monumental que poseen otras, además cuenta con agregados y extensiones que ensucian un poco la belleza original del edificio, la fachada del cementerio fue recientemente pintada con un color que desvirtúa la obra original y por último, el matadero sí luce con todo su esplendor.
El edificio está en manos de la comuna que lo mantiene en buenas condiciones, no puedo ingresar a su interior, pero sí al predio circundante gracias al buen gesto de su cuidador que me permite el acceso.
Las líneas curvas emparentan al edificio con otros mataderos, el remate vertical, las rampas y los sistemas de traslado de las reses que escapan del interior para mostrarse orgánicas como anticipando que sucede dentro, conforman una tipología que se reitera con las variantes personales que identifican a cada edificación.
Abandonamos Tres Lomas buscando la próxima localidad que marcará el fin del día dos, del oeste pampeano viene avanzando una tormenta que presagia agua y algo más. El hermano del Capitán Beto apura la marcha como desafiando a la naturaleza que tiene su plan establecido.
Me deja en Salliqueló librado a la buena del clima pampeano, son pasadas las tres de la tarde y mi futuro está en blanco, o mejor dicho, en gris muy oscuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario