Páginas vistas en total

sábado, 23 de noviembre de 2013

Quenumá, Buenos Aires, Argentina

En 1876 se produce la victoria final del ejército a manos del coronel Salvador Maldonado, sobre el Cacique Juan José Catriel en la batalla de Cura Malal, este hecho posibilitó la llegada del ferrocarril y la posterior colonización de las tierras que asentarían al pueblo de Quenomá.
El Ferrocarril del Sud inauguró su estación en mayo de 1909 para el transporte de pasajeros y posteriormente para carga de hacienda y cereales. El 17 de marzo de 1913 se aprueban los planos para la fundación de un pueblo, pero su primer poblador don Sinforiano Benítez arriba el 25 de mayo de 1925, a partir de ahí el pueblo comienza una larga etapa de crecimiento en base a la actividad agropecuaria y el ferrocarril que como es de suponer dura hasta la desafectación del ramal, ese momento marca el punto de inflexión en el crecimiento, hecho que se prolonga hasta nuestros días con la constante pérdida poblacional según lo certifican los registros censuales.
Con respecto al nombre de Quenumá, aunque son varias las interpretaciones que ofrece el término, entre ellas "arenal" o "tierra de cortaderas", sus habitantes han preferido al más romántico "de este lado del corazón".
Un dato curioso lo representa la llegada al pueblo del ex futbolista de Boca, José María Calvo, natural del lugar, quién luego de su retiro profesional acaecido en 2011, retorna al pueblo para jugar en el Club Atlético Quenumá de la Liga Cultural Deportiva de Tres Lomas, este hecho realzó las competencias entre localidades linderas generando toda una movida cada vez que se presenta el equipo en donde el juega, aportando también para la economía y la organización del club y la liga, indudablemente un muy buen gesto de alguien que no se olvidó de sus orígenes y que comparte ese prestigio y experiencia con su comunidad.
Una fina garúa incomoda un poco así que me voy de Quenumá con historia de final feliz incluida, la RP 85 está desolada y allá al fondo viene clareando, dos buenos síntomas para el futuro del día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario