Páginas vistas en total

sábado, 9 de noviembre de 2013

Guaminí,el Palacio Municipal, obra de Salamone, Buenos Aires, Argentina

La capital del partido de Guaminí tiene hoy algo mas de 2900 habitantes, sus orígenes se remontan a los tiempos de la Campaña al Desierto, campaña militar llevada a cabo por el Ejército Argentino entre 1875 y 1885 contra los pueblos originarios mapuche y tehuelche, con el "objetivo" de ejercer el efectivo dominio de esos territorios situados en las regiones pampeanas y patagónicas que la Argentina consideraba como propios, por haber estado incluidos dentro de los límites del Virreinato del Río de la Plata.
Adolfo Alsina, ministro de guerra del presidente Nicolás Avellaneda fue quién llevó adelante la empresa que pretendía ocupar lugares estratégicos, permitiendo la instalación de poblaciones en éstas zonas, desalojando al habitante originario. En 1877 muere Alsina y es sucedido en su cargo por Julio A. Roca quién avanzó cruentamente sobre los territorios y su gente, ocupando el sitio actual de la ciudad de Guaminí entre otros.
El 19 de marzo de 1876 el coronel Marcelino Freyre a cargo de la séptima división ya había alcanzado la laguna de Monte, laguna que baña las costas de la ciudad, y el 30 de marzo de 1876 quedó fundado el pueblo de Santa María de Guaminí, formalizándose su ley fundacional recién en marzo de 1883.
Hoy su laguna, y en particular la isla que su ubica dentro de ella es motivo de harto turismo, también llegan visitantes que siguen el circuito de las obras de Salamone, sub grupo que me incluye.
En la entrada anterior habíamos ubicado a Salamone en 1936, cuando comenzó sus actividad como proyectista y constructor de obra púbica para municipios de la provincia de Buenos Aires. Lo actuado en Balcarce le abrió puertas en otros territorios como Laprida, Coronel Pringles, Alberti, Rauch, Alem, Tornquist, Azul, Gonzalez Chaves, Pellegrini y Guaminí. Durante 1937 e estudio obtuvo la mayor demanda y producción, trabajando las 24 horas y aplicando cierta sistematización en cuanto a formas, funciones, constructividad y ornamentación. En los edificios municipales el diseño integraba arquitectura, mobiliario, iluminación y herrajes, siempre con un toque de personalización que escapa de ciertas similitudes que presentaba la obra.
Durante 1938 comenzaron a surgir los primeros problemas económicos del programa que se sumaron a la caída de la cotización de los bonos municipales en la bolsa, el desabastecimiento de materiales y principalmente las desavenencias entre el Gobernador Fresco y el Presidente Castillo. Los contratos firmados durante ese año y el siguiente con los municipios de Pilar, Lobería y Tres Arroyos tuvieron serios problemas de financiamiento. Chascomús y su municipio neocolonial inaugurado en 1942 cerró el ciclo bonaerense de Salamone.
Detalles constructivos todos diseñados por Salamone, en donde la simetría tiene una importancia central.
Agradezco al personal que me dejó deambular por el edificio sin recomendación alguna y consejos bienvenidos. Sin duda creo que toda su obra debería gozar de excelente salud, sin olvidar necesidades mas urgentes, pero no creo que haya obra mas integral y compleja que la de éste ingeniero-arquitecto en todo el país.
Cuando en 1943 Salamone llega a Uruguay se cierra una revolucionaria experiencia modernista en un espacio tan vasto y contradictorio como el sudoeste bonaerense. El exilio dejaba atrás al mas importante intento de renovación estilístico-urbanista durante los años treinta, acorde con los nuevos postulados que ya se venían plasmando sobre todo en Europa.

3 comentarios:

  1. Gracias por compartir esta información y fotos del legado de Salamone con nosotros! He visto y leído con sumo interés todas tus ùltimas publicaciones, y decidí dejar mi comentario aquí porque también soy una admiradora de este vanguardista arquitecto. Abrazo, Rodo (y muchas de las fotos que has subido, me han encantado!)

    ResponderEliminar
  2. Gracias Patzy, éste hombre con todas sus contradicciones es un punto altísimo dentro de la arquitectura nacional, gozarlo presupone despojarse de preconceptos, estructuras dogmáticas, cegueras y convencimientos.

    ResponderEliminar
  3. NO PUEDE ESE MUNICIPIO TENER OBRAS DE SALAMONE EN ESAS CONDICIONES DEPLORABLES, VERGONZOSO

    ResponderEliminar