Páginas vistas en total

sábado, 8 de noviembre de 2014

El puente de Villa Arias, Buenos Aires, Argentina

Nada es original. Roba de cualquier lado que resuene con inspiración o que impulse tu imaginación. Devora películas viejas, películas nuevas, música, libros, pinturas, fotografías, poemas, sueños, conversaciones, arquitectura, puentes, señales de tránsito, nubes, agua, luces y sombras.
Selecciona cosas para robar que hablen directamente a tu alma. Si haces esto, tu trabajo (y robo) será auténtico. La autenticidad es incalculable, la originalidad inexistente. Y no te molestes en ocultar tu robo, celébralo si tienes ganas. En todo caso recuerda siempre las palabras de Jean-Luc Godard. "No es de donde sacas las cosas, es en donde las pones"
                                                                     -Jim Jarmusch

La concesión original para la construcción del Ferrocarril Rosario a Puerto Belgrano fue otorgada al Sr Diego de Alvear en 1903, y luego transferida a la empresa de capitales franceses Sociedad Anónima Compañía del Ferrocarril Rosario a Puerto Belgrano, en diciembre de 1906. En julio de 1907, la concesión para la construcción de un muelle en uno de los puntos de la línea, en Puerto Militar, también otorgada al mencionado Alvear fue transferida a dicha compañía.
La búsqueda de una salida al mar era una empresa de fuerza mayor para la compañía de capitales franceses, aunque la resultante haya sido un sitio de exiguas dimensiones que conspiró con las necesidades que realmente demandaba el ferrocarril; durante los años que funcionó se lo conoció en la zona como el Muelle de la Francesa. En virtud del contrato, el gobierno se reservaba el derecho de expropiación previa indemnización cuando las obras estuvieran terminadas, lo que hizo en 1911, desmantelando de inmediato las instalaciones de carga y los depósitos de mercadería. Esta cláusula fue impuesta por la armada, que miraba con recelo la instalación de un muelle comercial dentro del reducto militar, pero por sobre todo por la necesidad de no ofrecer competencia al mega proyecto de puerto sobre el arroyo Pareja, dado en concesión a Abel J. Pagnard. Dicho emprendimiento comenzó a tomar forma en 1912, pero el advenimiento de la primera guerra mundial en 1914, paralizó las obras. Luego de la contienda la compañía tuvo serias dificultades financieras, tanto que para 1920 habían sido habilitados tan solo trescientos metros, que hasta hoy son todos los que constituyen la base del puerto.
La idea del FCRPB se completó con la extensión del ramal ferroviario entre Punta Alta y Bahía Blanca; la construcción de esos 27 kilómetros se concretó para 1922, cuando se inauguró la estación ubicada en el nuevo barrio de Villa Mitre.
El puente en cuestión pertenece a dicha extensión y sobrepasaba las vías del FCS que unían la estación Grünbein con la estación Arsenal (Punta Alta).

Diego de Alvear, a la derecha de la imágen


No te acomodes mucho que en unos minutos llegamos a otro lugar raro que te va a sorprender, y en vista de los acontecimientos no dudaba que así sería, vamos 2 a 0 y por lo menos el empate estaba asegurado.



No hay comentarios:

Publicar un comentario