Páginas vistas en total

miércoles, 17 de julio de 2013

El puente de los ciegos caminantes, San Antonio de Areco, Buenos Aires, Argentina

El Municipio de San Antonio de Areco se constituye allá por el 1856 y una de las primeras obras que se materializan fue el puente que vinculaba por sobre el río Areco la zona de quintas con el campo abierto.
Su construcción y posterior uso estuvo matizado por hechos no muy habituales para la época, por empezar en su materialización intervino la iniciativa privada ya que se emitieron acciones que estaban en poder de los vecinos que constituyeron el cuerpo de administración, luego podemos decir que fue el primer puente del país en el cual se cobró derecho de peaje, sí, así cuentan, parece que en una de sus cabeceras existía una garita con un cobrador y la circulación se efectuaba solo de día ya que de noche el puente permanecía cerrado, así sucedió hasta 1858 cuando el consejo de administración cedió su usufructo al municipio.
Pero quizás el reconocimiento mayor se produjo desde la pluma de Ricardo Güiraldes, ya que lo menciona en el primer párrafo de su obra cumbre Don Segundo Sombra, ahí podemos leer "En las afueras del pueblo, a unas diez cuadras de la plaza céntrica, el puente viejo tiende su arco sobre el río, uniendo las quintas al campo tranquilo".
Desde 1999 el puente viejo es MHN junto al Parque Criollo Ricardo Güiraldes. 
Caminar por el parque genera un estado de ánimo muy placentero, quizás por ese curso de agua tan quieto que forma un verdadero espejo, quizás por las cascadas, las pasarelas, los restos históricos, el puente rosado que domina la escena desde cualquier rincón, el otoño ocasional, todos los componentes en verdadera armonía muy cerca del casco histórico repleto de sitios para admirar y congraciarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario