Páginas vistas en total

sábado, 25 de abril de 2015

El extraño caso de Miranda, Buenos Aires, Argentina

El pequeño pueblo de Miranda se destaca por varios hechos, el primero es que cuenta con una delegación construída por Salamone que se aparta del art decó tan distintivo en él, para ella utiliza el neo colonial un estilo que alcanza su punto máximo en el edificio para la Municipalidad de Chascomús.
La segunda consideración que diferencia a Miranda es su crecimiento vegetativo, para principios de los noventa estaba condenada a convertirse en un pueblo fantasma, otro más en la inmensidad de la pampa, pero para 2001 esa tendencia ya se había revertido alcanzando los 80 habitantes, pero ahí no paró, para 2011 se contabilizaban 124 personas alcanzando un crecimiento del 50% en diez años.
La causa de tal comportamiento tiene que ver con la instalación en 1991 de un Centro Educativo para la Producción Total, una institución creada por el Gobierno Provincial con el fin de promover el desarrollo y crecimiento de la comunidad brindándole educación a la juventud rural, pero una educación orientada al trabajo real que ellos pueden realizar en sus campos. Ese hecho detuvo casi por completo la migración rural de jóvenes y adultos impidiendo el desarraigo tan doloroso y la merma poblacional.
Además del CEPT Nº5, Miranda cuenta con escuela primaria, delegación, policía permanente, sala de primeros auxilios, club, cooperativa eléctrica y hasta se edita un periódico de circulación mensual.



El Club



El edificio educativo se instaló en la estación del FCS, construyéndose además tres aulas siguiendo la misma tipología constructiva del edificio ferroviario que a su vez es una rareza dentro de las estaciones de la línea ya que fue construída en 1908 o sea 17 años después que la totalidad de las paradas del ramal Las Flores-Tandil que datan de 1891.
Las vías están activas, por las mismas circulan trenes de carga del Ferrosur Roca y desde el 2 de julio del 2012 una formación de Ferrobaires enlaza dos veces por semana Plaza Constitución con Tandil sin detenerse en Miranda.
Sigo avanzando por el camino rural paralelo a las vías del FCS, ahora queda tan solo una parada antes de llegar a la cabecera del partido, allí me esperan Salamone y otras sorpresas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario