Páginas vistas en total

domingo, 20 de abril de 2014

Rafael Obligado, Buenos Aires, Argentina

Para que un viaje de estas características llegue a buen puerto necesito siempre encontrar a las personas indicadas que puedan movilizarme hasta los lugares que quiero conocer y mostrar, nunca armo un recorrido pensando en la fortuna, la casualidad, o la buena estrella, pero ocurre a veces que se conjugan la persona indicada y el destino, provocando situaciones excepcionales. Bueno en Rojas se produjo ese encuentro casual, por un lado el Amigo Marcelo y por el otro Alberto Cueto, Titular de Producción y Turismo de la Municipalidad de Rojas.
A Rafael Obligado fui dos veces, una vez por la mañana y otra vez por la tarde en calidad de invitado a participar de la primera experiencia de turismo activo impulsado por entusiastas integrantes de la comunidad con la invaluable asistencia de Turismo Municipal.
Pero como es costumbre veamos primero la historia del lugar. Su origen está ligado al paso del ferrocarril, en este caso al ramal Pergamino-Junín del FCCA, tomando como fecha de fundación el 20 de marzo de 1887, aunque ya funcionaba una pulpería desde la década del sesenta y el tren llevaba tres años pasando por el lugar. En un primer momento se le impone el nombre de Esteban Echeverría, pero al fundarse en el conurbano bonaerense un partido con el mismo nombre se lo decide cambiar por Echeverría, hecho que todavía generaba confusiones, sobre todo postales, de ahí que se le imponga al pueblo el nombre definitivo de otro poeta, Rafael Obligado.
Durante la década del 20 comienzan a radicarse emprendimientos industriales, una fábrica de embutidos, otra de muzzarella, metalúrgicas, amén de las infaltables plantas de silos. En 1924 comienza a funcionar la usina eléctrica y a finales de los 40 la sala de primeros auxilios.
La población actual alcanza los 900 habitantes, según el censo 2010, población que ha aumentado desde principios del año pasado cuando se instala en la localidad un centro de reclutamiento de la Escuela de Policía Juan Vucetich, éste hecho ha generado gran revuelo ya que hablamos de 200 cadetes durante el primer año y más de cuatrocientos para el actual, todos ellos cuentan con una beca que cifra una buena cantidad de dinero que se vuelca en consumo dentro de la comunidad.
En el edificio estación funciona una biblioteca y dependencias comunales, la vía, concesionada al NCA, está activa sobre todo en época de cosecha, y el estado general del conjunto edilicio es muy bueno, reciclado pero no modificado, como debe ser...
Caminar por el pequeño casco urbano es sumergirse en el pasado, ya que cada fachada de cada casa nos remite a esos años fundacionales, el óxido, el ladrillo expuesto, la pintura que se descascara, el nombre que se vuelve difuso, el suelo gastado, señales de tiempo que en este caso no hablan de abandonos, sí de un lento y pausado transcurrir.
La visita de la tarde nació por casualidad. Luego de haber recorrido Obligado y Los Indios con el Amigo Marcelo, ya de vuelta en el hotel, le comento a la dama de la recepción mis gustos por adentrarme en los pueblos rurales que naufragan perdidos entre los sembradíos de la pampa, rápida ella me comenta si estaría interesado en participar de una recorrida guiada por Obligado, prueba piloto que llevarían a cabo con la gente del lugar, más gente del Municipio de Rojas e invitados que pudieran sumarse al proyecto, para esa altura del día ya tenía preparado el recorrido para la tarde, Sol de Mayo y La Angelita, pero la invitación era un convite imposible de rechazar, así que rápido almuerzo, cancelación del viaje vespertino, y a esperar a quién se encargaría de llevarme.
Pasadas las dos me encuentro con Alberto Cueto, titular de Producción y Turismo de la Municipalidad de Rojas, impulsor del proyecto de insertar a Rafael Obligado en el circuito de Pueblos Rurales de la Provincia de Buenos Aires, status que ha sacado del olvido y anonimato a muchos pequeños enclaves que boyaban a la deriva dentro de la pampa ondulada. Para ello se conformó un grupo que contiene al historiador e impulsor del proyecto dentro de la comunidad, gente ligada a turismo, a la producción y vecinos dispuestos a mostrar sus habilidades y conocimientos en favor de los visitantes. Casi una treintena de personas nos concentramos en el viejo edificio del FCCA para iniciar el recorrido que incluiría cinco paradas y una merienda con degustación de productos artesanales. El primer éxito de la convocatoria estuvo radicado en la cantidad de participantes, ya que las expectativas originales apuntaban a un grupo de diez personas.
La primera parada se concretó en el mismo edificio estación, luego seguimos caminando bajo un impresionante túnel de árboles, agitados por un fuerte viento que nos acompañó durante toda la recorrida hasta la joya del circuito, la Parroquia San Luis Gonzaga, bendecida como tal el 22 de mayo de 1904.
Ya le había hecho algunas tomas por la mañana, pero en la guiada pude ingresar a su interior.
El edificio es de estilo gótico veneciano, diseñado por el Arquitecto Jerónimo D' Agostino, siguiendo el esquema de la cruz latina, o sea una nave central más larga y dos pequeñas a los costados. Don Luciano Bethular, gran propulsor del progreso local fue quién donó los terrenos para la construcción de la iglesia, el 19 de julio de 1902, tal se certifica en el acta de donación a la Diócesis de San Nicolás de los Arroyos.
En 1903 comienzan los trabajos de construcción, para ese entonces Doña Dámasa Zelaya de Saavedra dona gran parte del costo total de al obra, también el material y lo concerniente a la ornamentación.
En los primeros años de vida de la iglesia, dos Padres Capuchinos fueron los encargados de ofrecer misa, hasta que fallecieron en sendos accidentes de trabajo en el campo. Hubo largas temporadas que por la ausencia de sacerdotes el edificio permaneció cerrado, luego desde 1943 hasta 1967 el párroco de Rojas sería quién asistía a los feligreses, continuando esa forma de asistencia hasta el día de hoy.
En la visita se mostraron tres libros de actas de bautismo, el primero con datas de 1906, que fueron grata sorpresa para los locales ya que leían nombres familiares que impulsaban anécdotas inmediatas.
A cada paso se iban agregando imprevistas paradas que se relacionaban con anécdotas ante cada fachada, que aquí vivió, que me acuerdo de tal, que una vez, que uy!, sabés que pasó con...
El guía desgranaba historias y leyendas que hacían más sustancioso el recorrido, sobre todo para el único ajeno que componía el grupo. Hay historias muy ricas que no voy a develar con la esperanza que alguien se enganche con la idea y pueda disfrutarlas en persona.
La tercera parada nos lleva a la Plaza General Belgrano, llena de palmeras, raras especies arbóreas, la cancha de fútbol, el monumento central y el viento dispuesto a dotar al paseo de sonidos naturales.
La cuarta y la quinta nos llevan al Club Crisol, llamado así en honor al conjunto inmigratorio que conformó la población inicial, y al nuevo centro de reclutamiento de la Escuela Vucetich, antiguo hogar de niños, convenientemente ampliado y reciclado para su nueva función.
La guiada culmina en un establecimiento agropecuario con una visita al mismo y degustación de las exquisiteces que elabora la familia propietaria del mismo, dulces caseros, tortas fritas y dulces, masitas, frutos secos, acompañado de té y café, historias, palabras de agradecimiento, reflexiones, ideas a futuro, digno broche final a la primera experiencia de turismo rural en Rafael Obligado, queda mucho por hacer, próximamente comenzará a reciclarse una antigua propiedad para utilizarla como hospedaje rural, ya hay muy buena oferta gastronómica, pero sobre todo hay muchas ganas de mostrar, contar, compartir entre la gente del lugar, y las autoridades municipales de Rojas están predispuestas a dar impulso a la idea del Pueblo Rural, casi una denominación de origen que conlleva un sin fin de buenas experiencias.
El viaje por la mañana continua por Los Indios, el de la tarde me devuelve al hotel, lleno de imágenes, agradecimientos,cosas dulces, sonidos naturales, palabras de afecto, historias, café "calientito", fotos del alma, entusiasmo y cuatro tortas fritas, no!, desubicado total... El asado quedará para otra ocasión, ahora prima el descanso y el recuerdo de las vivencias que se tornarán imborrables.

6 comentarios:

  1. Excelente reseña del recorrido, y falta destacar que Rodolfo fue el primer turista oficial a la localidad. un abrazo y esperamos verte pronto por acá.

    ResponderEliminar
  2. Qué buena visita!!!!! Con sorpresa incluida esta vez! No me extraña que justo hayas sido vos el "primer turista oficial" de este emprendimiento turístico de la gente de Rafael Obligado, y me alegra que haya quedado también, "el primer registro" de ello en tu fantástico blog! Me encanta! Saludos, Rodo.

    ResponderEliminar
  3. Me honra el haberme convertido en el "primer turista oficial", pero el único mérito es de quienes apuestan al emprendimiento con una dosis de sinceridad, amor y dedicación digna de un emprendimiento con apuesta al futuro. Hay excelente material para mostrar, hay mucho por hacer y sobra la voluntad y el deseo.
    Amigo, mis gracias a través de tu persona a quienes trabajan por ese hermoso objetivo.

    ResponderEliminar
  4. Patzy, fue una de esas sorpresas que te suceden cada tanto, un hecho fortuito, producto de la justa palabra frente al interlocutor indicado, esa fue la génesis, a partir de ahí todo lo demás está contado, aunque me faltó hablar de la "Fiesta de la Galleta", Obligado es la capital de "la galleta", panificado propio y exclusivo de las panaderías locales, que tiene su fiesta homenaje, en el mes de noviembre.
    Antes de concluir con el recorrido, faltan dos pueblos (uno con sorpresa), contaré sobre el tema y sobre la movida de Teatro Independiente que tiene a Rojas como epicentro fundamental, interesante.
    Gracias por el acompañamiento, te has convertido en "indispensable", sin tus comentarios y observaciones el viaje no sería el mismo.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario llega algo mas de un año despues de haber leido su narracion.
    Era mi deber comunicarme con usted, a quien le agradezco profunda y conmovidamente el relato tan hermoso de la capilla en la que mi padre tuvo mucho que ver.
    Creo modestamente que le interesará saber quien soy. Pues bien, soy la última descendiente de Luciano Betular, la más chica de todas sus hijas, no se sonría tengo en la actualidad 88 años.
    Se imaginará por lo tanto la sorpresa hermosa que trajo a mi vida y además cuanto le estoy agradecida ya que nunca habia tenido noticias de la existencia de este documento sorpresivo para mi.
    Siempre me sentí atraída por las cosas de antes pero jamás imaginé que antes de dejar esta vida Dios me iba a hacer semejante regalo. Dios lo bendiga mil veces a usted y a su familia, estoy muy emocionada en este momento quiero que sepa que si bien he perdido a toda mi familia siendo por supuesto la ultima sobreviviente no me resulta dificil vivir sola porque estoy rodeada de seres que me demuestran su amor cada dia.
    Vivo en la localidad de Jauregui provincia de Buenos Aires. No pretendo que su respuesta a estas palabras sean inmediatas pero si quiere comunicarse conmigo puede hacerlo a traves de Facebook https://www.facebook.com/mariaeugenia.betular.39.
    Con la mano en mi corazón muchas gracias...!

    ResponderEliminar
  6. Rodolfo, como andas, otra vez yo Chiky de La Comunidad Cletera, el proximo finde queria pasar por R Obligado, y queria pedirte permiso para usar algunas de tus fotos, para promocionar el evento, siempre aclarando el autor de las fotos
    saludos
    gracias!!

    ResponderEliminar