Páginas vistas en total

domingo, 26 de abril de 2015

Descubriendo Rauch, primera parte, Buenos Aires, Argentina


Llegó el momento de escribir sobre Rauch, su historia, sus imperdibles y las vivencias obtenidas durante dos días de visita, como hay mucho material comenzaré por la breve reseña histórica para luego pasar a los lugares visitados y la percepción personal sobre ellos en un órden no necesariamente cronológico.
Antes de la conquista española las tierras de la pampa eran habitadas por los originarios Pampas, los mismos desde un primer momento resistieron la presencia del invasor con los medios que tenían a su disposición, así el primer adelantado del Río de La Plata, Don Pedro de Mendoza tuvo que abandonar la reciente fundación de Buenos Aires del año 1536 por la "hostilidad" de los Pampas denominados Querandíes. A partir de aquí solo cuando se estableció un poder político y militar fuerte por parte de España, luego de la creación del Virreinato del Río de La Plata en 1776, se pudo controlar la actividad defensiva de los originarios estableciendo una línea de frontera entre ellos y el poder ocupante.
La Revolución de Mayo tuvo en sus bases una política conciliadora e integracionista hacia ellos, pero les negó por ejemplo una ayuda militar para resguardar el bastión de las Salinas Grandes asediado por el Cacique Ranquel Carripilún.
En octubre de 1810 el secretario de la junta Mariano Moreno envía al Coronel Pedro García en una expedición pacífica y diplomática hacia las pampas y las salinas, allí concluye sobre los originarios que podían ser "reducidos y asimilados a la civilización", creando una linea fortificada desde el Río Colorado al sur de Mendoza. Hasta 1819 existió entre originarios y "civilizados" una relación pacífica hasta que en 1820 asume como gobernador de Buenos Aires el estanciero Martín Rodríguez, éste en 1822 vuelve a enviar al Coronel García a monitorear como estaba la relación de fuerzas. Rodríguez, estanciero y gobernador tenía una única visión acerca del problema indígena, su pensamiento ligado a sus intereses establecía que la guerra era la única posibilidad de resolución del problema desechando toda forma de integración, considerándolos enemigos a los que hay que destruir y exterminar.
A partir de 1820 comienzan a instalarse en la zona los primeros estancieros contando entre los más importantes al Coronel Eustoquio Díaz Vélez, beneficiado por la Ley de Enfiteusis que establecía que 538 se convertirían en enfiteutas de 8.600.000 hectáreas de una tierra conquistada a sangre y fuego desde la asunción de Rivadavia y Rodríguez al poder.
Para controlar y mantener las tierras ahora en manos de los estancieros, Rivadavia y Rodríguez contratan a Federico Rauch, un militar prusiano que recibió el grado de coronel del ejército nacional, su táctica consistía en atacar a los originarios por sorpresa matándolos sin importar jerarquías, sexo o edades, así fue limpiando el territorio, extendiendo las tierras utilizables a favor de nuevos estancieros, hasta que en 1829 en la batalla de Las Vizcacheras se topó con Nicasio Maciel "Arbolito", un Ranquel que lo mata. Para ese momento Buenos Aires había aumentado su superficie apta para el establecimiento de estancieros de 30000 kilómetros cuadrados a 100000.
La extrema soledad de la provincial 60 que une Azul con Rauch

Producida la primer gran limpieza étnica, la segunda tuvo lugar entre 1878 y 1885, nos ubicamos ahora a mediados de la década de 1860, más precisamente en 1865, año en que Mitre era presidente de la República. Después de Pavón y Cepeda se había logrado la "unidad nacional" con la incorporación de Buenos Aires a las demás provincias; la Provincia entonces era gobernada por Mariano Saavedra que comienza con un proceso de reorganización política y administrativa del vasto territorio provincial. El proyecto que se convierte en ley el 19 de julio de 1865 crea 10 nuevos partidos al interior del Río Salado entre ellos el de Rauch. En 1868 se designa Juez de Paz y a partir de ese momento el nuevo Partido comienza a desarrollar vida propia. En el año 1872 se fija dentro de un área de la estancia El Carmen a las orillas del Chapaleofú, perteneciente a Eustoquio Díaz Vélez el lugar que serviría de asiento a las autoridades del partido. En el año 1975 Rauch alcanza el rango de ciudad.

Una vez ya alojado en el Gran Hotel Rauch, ubicado sobre la avenida San Martín, principal arteria de la ciudad y a metros de las cuatro plazas me armo un itinerario posible que empieza por las mismas, sigue por el Palacio Municipal, la Iglesia, la Estación del FCS, el Balneario, los museos urbanos, para terminar en el Parque Municipal y el Puente Silva, lamentablemente los días festivos hicieron que el palacio estuviera cerrado, hecho que amerita una vuelta que incluirá al Hospital obra de Salamone.


Rauch es la Capital Nacional del Ave de Raza, su fiesta nacional se organizó por primera vez en 1975 con el objetivo de reconocer la labor de los avicultores locales que se han especializado en este rubro, logrando reconocimiento internacional.



El Palacio Municipal inaugurado en 1938 es obra de Francisco Salamone, en él se exponen todos los valores clásicos de su ideario arquitectónico-simbólico-ideológico, la simetría, las modulaciones, la gran torre con el reloj que rige las horas de los habitantes, arquitectura propagandística que reivindica el rol-poder del Estado presente ante los habitantes de los pueblos de la pampa ondulada. También corresponden a Salamone el diseño de las luminarias y parte del equipamiento de la plaza.












Por decreto presidencial del 2014 se declara:

Art. 12. — a) Declárase Monumento Histórico Nacional al conjunto integrado por el PALACIO MUNICIPAL y la PLAZOLETA de la MUNICIPALIDAD, ubicados entre las calles RIVADAVIA, pasaje URIBURU, BELGRANO y OLAVARRÍA, en la Ciudad de RAUCH (Nomenclatura Catastral: Circunscripción I, Sección A, Manzana 66 a-b). b) Declárase bien de interés histórico y artístico nacional a la DELEGACION MUNICIPAL ubicada en Paseo MIRANDA Nº 7201 de la Localidad de MIRANDA (Nomenclatura Catastral: Circunscripción XI, Parcela 993), todos en el Partido de RAUCH, Provincia de BUENOS AIRES.


Una calle separa al conjunto de la Municipalidad con la Iglesia de San pedro Apóstol. La Parroquia de Rauch data de 1875 y pertenecía a la diócesis de Buenos Aires. El primer templo fue construído en  1882, pero en 1893 un incendio lo destruyó completamente. La construcción del definitivo estuvo a cargo del Ingeniero José Zeni y fue inaugurado en julio de 1902. Desde 1924 cuenta con un órgano de 1554 tubos.






Dejo el complejo de cuatro plazas para dirigirme por la Avenida San Martín a la Estación del FCS, a lo largo de la arteria principal se suceden construcciones de autor de carácter italianizante más otros comercios e instituciones que nos cuentan sobre un pasado esplendoroso.


El Ferrocarril de Sud llegó a Rauch de la mano del ramal Las Flores-Tandil el 1 de agosto de 1891, su estación es la más bella de la línea y seguramente una de las mejores construidas por la poderosa compañía inglesa. Actualmente recibe dos formaciones semanales de Ferrobaires que vinculan Plaza Constitución con Tandil y trenes de carga del Ferrosur Roca.
Frente a la parada se levantan viejas construcciones que incluyen a un hotel en actividad.



El recorrido continúa por la zona del complejo Polideportivo Balneario Municipal sobre el Arroyo Chapaleofú, un predio en muy buenas condiciones muy utilizado por la comunidad.


Llegó ahora el turno de los Museos, el conjunto de la Vieja Usina y la Casa de la Cultura con su Museo de Artes Plásticas Faustino Jorge Bonadeo


El edificio de la Vieja Usina fue construído en 1919, y prestó servicio generando electricidad hasta 1965.
Luego de años de abandono y ya en manos del estado, el Gobierno Municipal restauró la edificación poniéndola al servicio de las actividades culturales.
Por su parte la Casa de la Cultura fue concebida como la casa en donde viven las artes y sus hacedores, allí funcionan talleres de teatro, pintura, cerámica, telar, órgano, estampado de tela, ajedrez, costura, cestería entre otras además de contar en su predio con el nuevo Museo Municipal de Artes Plásticas, inaugurado en 1998.



Todavía queda mucho por mostrar y algo más para contar, no quiero entonces que la entrada sea muy pesada, por lo tanto termino aquí la primera parte de la visita a la ciudad de Rauch, quedarán para un segundo post el Parque Silva y el Puente más alguna consideración y los agradecimientos del caso


No hay comentarios:

Publicar un comentario