Páginas vistas en total

domingo, 11 de noviembre de 2012

La mansión de los Tezanos Pinto, pueblo homónimo, Entre Ríos, Argentina

Antes que nada una breve reseña histórica del sitio en cuestión.
A principios del siglo XX, la familia Pinto decide realizar inversiones en la zona construyendo una amplia casa con adelantos y ornamentaciones para nada habituales para ser usada como solar veraniego o descanso de fin de semana. Uno de sus miembros se vincula matrimonialmente con un Tezanos, apellido por demás de importante en la región, de ahí surge el nombre del pueblo. Un final posible para la historia sería contar que dicha mansión de verano en algún momento fue abandonada y posteriormente vandalizada al extremo, siendo además devorada por un monte cerrado con todas las características de esos que se encuentran dentro de las protegidas áreas de PN, hasta ahí encuadraría en otra historia de las tantas que nos provee Argenruina, pero esta historia tiene un golpe de efecto al final.
La historia dice que un integrante de la familia Tezanos Pinto contrae enlace con Eloísa Moritán, una dama perteneciente a otra familia de referencia vernácula. Esta mujer sufre algún tipo de disfunciones psíquicas que le originan una especie de reclusión en alguna parte de la casa, a raíz de esta enfermedad la señora Eloísa muere, y aquí viene la otra parte de la historia, habría sido enterrada dentro del predio, ya que no existen registros de sepultura en los cementerios.
Este hecho ha generado que en el lugar se hayan detectado apariciones, extrañas psicofonías y hasta algún contacto físico inexplicable, el relato de una dama de blanco que pasa raudamente por entre el monte de eucaliptus se multiplica en diversos sitios dedicados a investigar este tipo de sucesos

http://www.esoterismo.net/ovnis/portalesdimensionales.html
estuve cerca de una hora fotografiando y caminando muy despacio disfrutando de ese aroma a bosque y sobre todo relajándome con el canto de los pájaros, no observé presencia alguna, sí montones de ruidos tras la atiborrada vegetación. Finalizo con el pedido a quienes vayan al sitio, no ensucien, ya que hay desperdicios por todas partes, no ensucien las paredes, y ya que el acceso es libre respetemos y cuidemos la naturaleza, lo que queda de las construcciones y si la historia fuera del todo cierta el descanso en paz de la dama en cuestión.
Salgo y pienso que siempre que que me encuentro con un espacio natural tan vivo, algo me modifica, que siempre que me topo con una ruina que sintetiza la historia del país, algo me modifica y que siempre que descubro una historia trágica de vida, algo me modifica, por suerte quedan por delante cientos de metros de canto de cotorras, verde impenetrable y amarillo pampa gringa para tranquilizar mi cabeza y mi interior.

4 comentarios:

  1. Rosario Bergadá Moritán15 de noviembre de 2012, 13:41

    nada de lo que dice es CIERTO, soy hija de Eloísa Moritán que falleció el año pasado a los 99 años, perfecta de salud psiquica y fisica, murió de vieja, nunca hubo nadie encerrado en la casa de mis abuelos, Santiago Moritan y Rosario de Tezanos Pinto nadie murío alli!!! digan la verdad o no digan nada por favor!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es mentira, yo soy la hija de Eloísa Moritán! Nada le crean a la impostora porque Eloísa Moritán, mi legitima madre, falleció en el sótano de aquella casa ahora enterrado bajo toneladas de escombro, y allí está mi madre y su cuerpo sin poder descansar en paz. Yo propongo juntar fondos para una expedición a desenterrar el cuerpo de mi madre, y apropiarnos del predio, hacer un museo, una playa de estacionamiento, mcdonalds y coca para todos y todas! Santiago Moritan era Masón grado 33 y Rosario de Tezanos bebía sangre de niños recien nacidos... Yo lo ví con mis propios dos ojos!

      Eliminar
  2. rosario tenes alguna foto de la casa cuando aun estaba en pie para compartir?

    ResponderEliminar
  3. Sigo insistiendo que la mansión es un lugar y una historia que resiste toda la carga de fantasía y misterio que se te ocurra. El mito superó cualquier atisbo de razón o verdad.
    Me alegra que unas cuantas fotos puedan disparar tantas sensibilidades.
    Piedrabuena, gracias por el comentario y ojalá su madre pueda algún cercano día descansar con la paz que merece.

    ResponderEliminar