Páginas vistas en total

sábado, 23 de mayo de 2015

Una tarde en el Parque, Azul, Buenos Aires, Argentina

Pasadas las 13:00 caminando hacia la Plaza de Azul recalculo las horas sin dormir, 54 con una de sueño y pienso que todavía me quedan doce largas horas antes de enfrentarme a una cama ya en la ciudad de Balcarce, pienso también en como nos cambia la percepción de la vida cuando hacemos algo que nos genera mucho placer, casi tres días sin dormir dentro de la rutina diaria implicarían la posibilidad de algún trastorno en la conducta que nos mandaría de patitas al calabozo, pero aquí estoy caminando a paso lento por la calle principal de la ciudad tarareando una melodía inventada. Un rico sándwich con una cerveza bien helada completan el cuadro de gracia. Desando las cuadras céntricas hasta el Hotel Cervantes para salir pasadas las 15:30 rumbo al grupo escultórico de Regazzoni, el plan consistía en tomarle una foto al perro que había ignorado hacía un par de semanas, buscar un supuesto mural del artista Rep, recorrer la costanera y sobre todo el Parque Municipal hasta el portal, obra del maestro de los maestros, el tío Salamone. Luego me quedarían otras cuatro horas para cenar, escribir, mirar tele y seguir sin dormir.


La versión del perro flaco, un personaje del Quijote que algunos cuestionan como que nunca existió, por cierto no puedo dar fe de ello ya que la única vez que leí la obra de Cervantes fue en primer año de la secundaria, o sea en el siglo pasado, o en el anterior, la verdad ya no me acuerdo, ha pasado tanto tiempo...


Preguntando, preguntando llegué a la conclusión que el mural blanco pintado por Rep no está en Azul, pese a que fotos en Internet lo sitúan aquí, eso es porque hay quienes copian, pegan y olvidan el nombre del lugar que están haciendo propio.
Seguí bordeando el río hasta que la calle ingresa al Parque Municipal, ahí se abre un submundo del cual no dan ganas de irse.
















Para el final el portal de acceso al Parque Municipal obra de Salamone y una nueva caminata por la Plaza principal poniendo énfasis en el embaldosado, también obra del arquitecto-ingeniero.




Para las 19:00 ya estaba nuevamente en el Cervantes, había desistido de comer, el plan comprendía un buen baño, escribir sobre las experiencias registradas y esperar las 23:00, hora de partida del colectivo hacia el próximo destino, la ciudad de Balcarce.

No hay comentarios:

Publicar un comentario