Páginas vistas en total

domingo, 24 de mayo de 2015

Los Pinos, Buenos Aires, Argentina

Los Pinos se ubica a 15 kilómetros de Balcarce y a 11 de San Agustín, también por la Provincial 55.
Los inicios de la localidad están relacionados con la apertura en el año 1900 de una cantera y el loteo que se formó a causa del gran emprendimiento. Las vías del FCS circulaban por sus tierras desde 1892 pero no existía una parada, la misma se habilitó recién en 1907 como punto de carga del material pétreo.
El pueblo se desarrolló con la actividad agropecuaria y la explotación minera en la cantera, donde se obtenía pedregullo, arena, polvo de piedra y arcilla.
Cuenta con 337 habitantes, marcando un abrupto descenso poblacional del órden del 27,3% respecto del censo de 2001. Como en el caso de San Agustín durante la época de apogeo de la cantera llegaron a vivir en Los Pinos 5000 personas, en ese momento existían 3 hoteles y 15 bares, hoy todo eso ha desaparecido.


Frente a la vieja estación del ramal Ayacucho-Necochea del FCS se ubican unos viejos surtidores que seguramente formaron parte de algún almacén de ramos generales.



La Delegación (BIHAN) es obra de Salamone, la última obra del arquitecto que tendré oportunidad de visitar durante lo que resta del viaje. El edificio es bastante atípico, la textura de la fachada, la teja, las rejas, todo ello reafirma el carácter neocolonial de la construcción.


Antes de volver para Balcarce, paramos en la vieja oficina de correos y frente a uno de los hoteles.




Gracias a que mi transportista conocía a los dueños originales del hotel el actual propietario nos dejó pasar y nos mostró el estado original del edificio, corroborando los datos sobre habitantes, número de hoteles y bares durante la época de apogeo de la cantera.
Los Pinos resultó ser uno de esos lugares con sorpresas gratas, ahora nos queda volver a Balcarce, después vendrá una muy buena charla con una de las propietarias del Hotel Puerto San Julián, un baño excelente y un lomo a la pimienta poderoso. Mañana será el turno de Ramos Otero y la partida pasado el medio día rumbo a Mar del Plata, eh!, Mar del Plata dijo, sí, haz lo que yo hago y no lo que yo digo...

Por lo menos comprobé que no soy un vampiro

No hay comentarios:

Publicar un comentario