Páginas vistas en total

jueves, 18 de septiembre de 2014

Pearson, Buenos Aires, Argentina

Unos quince kilómetros de intrincados caminos rurales separan Peyrano del pueblo de Pearson en la Provincia de Buenos Aires.
La historia del asentamiento se inicia con la entrega de tierras por parte del Estado a los banqueros Hale, en concepto de pago de deudas contraídas, en la zona de la laguna conocida como "La Cardoza", donde se libraron cruentas batallas entre los ejércitos de Rosas y Mitre allá por el 1851. La familia Hale unió estos terrenos a los comprados a M.Alfonso Anchorena, conformando una importante extensión de tierras a las que denominaron "La Laguna". Los Hale ya habían fundado con su nombre otro pueblo en la Provincia de Buenos Aires, razón por la cual debieron buscar una denominación diferente para el nuevo asentamiento y este surge del casamiento de una de las hijas de Samuel Hale con Pearson.
El nuevo pueblo cobra impulso cuando el 1 de julio de 1914 el FCCA inaugura su ramal Peyrano-Otto Bemberg, con conexiones hacia los puertos de Villa Constitución y Rosario, haciendo circular un tren de pasajeros entre Bemberg (actual Rastreador Fournier) y Rosario tres veces por semana, siendo un servicio muy utilizado por los "comisionistas" que se valían de la diversidad de productos que podían encontrar en una ciudad que no paraba de crecer gracias al motor del puerto y los ferrocarriles.
El proyecto original del FCCA contemplaba un recorrido más ambicioso ya que la idea inicial incluía como destino a Río IV en la Provincia de Córdoba y desde allí el empalme con el Ferrocarril Andino hacia la región de Cuyo, pero los avatares de la Gran Guerra del 14 frenaron la construcción.
La punta de rieles en Rastreador Fournier se ubica a tres kilómetros y medio de pueblo de Santa Isabel, hasta donde llegaba otro ramal del BAP, procedente de Saforcada en el Partido de Junín, esta proximidad hizo que en 1954 se unieran ambas puntas de riel cerrando un circuito que partiendo de Junín y pasando por Pearson y Peyrano terminaba en  Rosario, circuito que fue recorrido por formaciones diésel de pasajeros.
Este vínculo que ligaba Pearson con múltiples destinos hizo que durante las décadas del cuarenta y cincuenta no parara de crecer, clubes, un cine, estafeta postal, teléfono, radio teléfono, escuela, comercios, soportes para que la comunidad alcanzara momentos de esplendor, hasta que en 1968 y 1976, los gobiernos de facto de Onganía y Videla cierran los ramales y desnudan el aislamiento que sufría el pueblo con caminos rurales muy malos para el transporte carretero. Así se produce el consabido despoblamiento que sigue hasta la fecha ya que los 257 habitantes censados en 2010 representan el 1.5 % menos que los contados en el censo del 2001.
El edificio ferroviario se encuentra preservado en excelente estado de conservación producto de un reciente reciclado, protegido por una cerca de alambre que impide el contacto con la galería, pero que aleja a depredadores seriales.
Dejo el predio de la estación y sus centenarias casas vecinas en búsqueda de la plaza e iglesia.
Justo al inicio de la misma se produce el cambio de la tierra que me venía acompañando desde Santa Fe, al nuevo pavimento que une al pueblo con la provincial 50 y la nacional 178 que la liga a Pergamino y Alcorta.
Esa obra de vital importancia vuelve a conectar a Pearson con el resto del mundo, a pesar que las vías férreas están activas y bien mantenidas para la circulación de cargueros.
El punto exacto en donde el aislamiento se transforma en futuro.
La capilla de Nuestra Señora del Carmen se erige en 1969.
La pequeña vuelta de sábado por la mañana termina y vuelvo hacia Pergamino por la nueva provincial 50 y la desolada nacional 178, el fin del recorrido marca un futuro tiempo de silencio para las historias de la pampa, ahora la actividad se mudará por unos días al blog ferroviario para después seguir por... no hay un por, habrá que volver al camino para continuar con la historia, o todo el trabajo será historia si el camino se vuelve esquivo.



2 comentarios:

  1. Excelente nota, como todas las de su página. Un placer leerlo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, trato de mostrar con mucho respeto la historia y las imágenes de cada lugar que tengo la suerte de poder recorrer. Espero poder seguir en el camino.
    Gracias por las palabras!!!

    ResponderEliminar