Páginas vistas en total

domingo, 14 de septiembre de 2014

Arroyo del Medio, Buenos Aires, Argentina

Una nueva aventura de sábado por la mañana, tres pequeños enclaves en medio de la pampa, sobre la delgada línea de agua que separa Buenos Aires de Santa Fe. Así parto desde Pergamino rumbo al norte por la provincial 32 hasta el desvío de mala tierra que me posiciona en el primer enclave bonaerense, el caserío de Arroyo del Medio.
Como es de suponer el orígen de todo está relacionado con el ferrocarril, es así que para 1880 el poderoso FCCA, una empresa de capitales británicos, operaba trenes en las Provincias de Santa Fe y Córdoba, sin llegar hasta el principal puerto del país. Entonces para corregir esta situación comienza su expansión hacia el sur del país, adquiriendo todos los bienes y derechos de explotación del Ferrocarril del Norte de Buenos Aires que hacía correr convoyes desde la Capital Federal hasta San Fernando y Tigre.
En 1890 el Central Argentino habilitó una nueva línea de 143 kilómetros entre Cañada de Gómez (Santa Fe) y Pergamino y desde allí hasta Luján arrendando vías del FCO, esto hizo que pudiera traer trenes desde el interior hasta Buenos Aires. También en 1890 el FCCA tras la privatización del FCO compra los ramales Luján-Pergamino-Junín y Pergamino-San Nicolás. Durante 1892 completa una serie de empalmes que le permiten por fin con vías propias vincular Retiro con Córdoba y Santa Fe, rekilometrando toda la línea que pasaba por Victoria, Vagués, Pergamino, Peyrano, Casilda, Cañada de Gómez y Villa María.
Al quedar inaugurada la línea que unía Pergamino con Cañada de Gómez, los hermanos José Luis y Miguel Madariaga, propietarios de una grasería y un saladero comenzaron gestiones para instalar una estación en sus campos con el objetivo de facilitar la salida de sus productos vía tren, obviando el engorroso sistema de carros y carretas por caminos intransitables. De esta manera durante el año 1893 se establece la parada en sus campos, que con el tiempo iba a conformar en derredor un pequeño caserío que nunca logró consolidarse.
Al caserío lo conforman la estación, la escuela 25 en funcionamiento, una casa larga que seguramente antaño fue almacén u hotel, y tres viviendas más. El edificio ferroviario está en malas condiciones con una ocupación reciente que nada ha hecho por preservarlo.
La próxima búsqueda está relacionada con los puentes sobre el Arroyo del Medio, el del FCCA y el carretero, destruido por alguna crecida hace mucho tiempo.
Vemos que el ferroviario es de excelente factura habiendo resistido crecientes tras crecientes, en cambio el carretero secundario sucumbió al embate de las aguas permaneciendo caído desde hace una eternidad.
Vemos que la traza rumbo a Peyrano se ha perdido completamente bajo un espeso manto de hierba, señal que el derrumbe es muy añejo.
El camino vista hacia el caserío de Arroyo del Medio
No hay mucho más por ver en Arroyo del Medio, un diminuto enclave fronterizo que nunca llegó a consolidarse, las causas, indeterminadas, quizás el camino de acceso, quizás el río demasiado cercano y el riesgo de inundaciones, quizás dos pueblos vecinos que alcanzaron un crecimiento bastante sostenido, probablemente las tres sean causas ciertas que se conjugaron para que Arroyo del Medio sea un paraje casi fantasma al filo del abismo.


9 comentarios:

  1. Cuanta soledad! El caserío está habitado? O queda solo la estación tomada y la escuelita? Estuve pensando en vos por lo de las inundaciones. Cómo está Santa Fe? Dicen que Buenos Aires es un desastre...y vos en medio del agua! Te sigo. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. En la casa larga vive gente, en la estación parece que ha habido gente ocupándola hasta no hace mucho tiempo, la escuela está con vida y el resto son tan solo silencios.
    Por la zona que me desplazo no hay inundaciones, por lo que estuve viendo Chascomús y Rauch son dos focos de serios problemas, pero con el fenómeno del Niño en puertas podemos quedar todos bajo las aguas del mismísimo diluvio.
    Queda muy poquito por subir, dos pueblitos y el resto será material ferroviario, hasta octubre no habrá salidas, siempre y cuando el agua, la familia y el trabajo se pongan de acuerdo y me permitan seguir con la mágica aventura del descubrimiento.
    Abrazín!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  3. el puente voz viste esta destrudo fue por una gran inundacion uvo en los 70 se llevo todo a su paso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pasaron cuarenta años y el puente carretero sigue caído junto al ferroviario, posiblemente nunca sea reparado ya que existe el principal sobre la provincial 32, pero si alguna vez se corta esta última arteria bien vendría tener en uso el camino rural que atraviesa Arroyo del Medio.
      Saludos y gracias por el dato.

      Eliminar
  4. la casa que están las ruinas en frente de la estación casi en la esquina eran de mis abuelos vivieron ahy desde los años 1930 hasta finales de los 70 cuando vino la gran inundación se llevo todo quedaron aislados.el hermano de mi abuela era el casero de la escuela hasta fines de los 70 que falleció mi padre nació ahy en arroyo del medio cuenta siempre fue así nunca avanzo en nada después de la inundación no quedo nada ni nadie hasta la estación de trenes se cerro a el lo trasladaron a pavón arriba era empleado del ferrocarril

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arroyo del Medio es hoy un pueblo casi fantasma, postergado en el tiempo desde la gran inundación, una lástima, prefirieron abandonarlo a su suerte que hacer las obras hidráulicas necesarias para que el agua no destruya nuevamente la población.
      Gracias por compartir tu historia que no es otra que la historia viva de un pueblo que todavía lucha por no desaparecer.

      Eliminar
  5. Buenísimo tu blogg Rodolfo, mas alla de este digno post de Arroyo.
    En la "casa larga" de la esquina viven mi viejo, mi tío y sus familias. La próxima tocá y a lo mejor te invitan un mate y te enterás de un par de anécdotas de la estación, la tapera o la pulpería, aunque también pueden salir con la escopeta, je.

    Saludos,
    Mariano.

    ResponderEliminar
  6. Mariano, que buena historia, ahora y según los tiempos que corren creo que pasarían las dos cosas, que salgan con la escopeta y que terminemos tomando unos buenos amargos entre anécdotas, historias de aparecidos y gratos recuerdos.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar