Páginas vistas en total

sábado, 17 de agosto de 2013

Estación Benard, Santa Fe, Argentina

La estación Benard pertenece al Pueblo Muñoz, su construcción finalizó en 1910 como parte del Ferrocarril Rosario-Puerto Belgrano
Pueblo Muñoz se ubica a 35 kilómetros al SO de Rosario sobre la ruta provincial 14, su población ronda los 560 habitantes y como su vecina Arminda es un pequeño oasis de paz cerca de la Chicago argenta.
Si uno lee información oficial sobre la localidad se entera que no registra desocupación ni indigencia, y que si uno posee un terreno, la comuna se encarga de la construcción por medio de planes oficiales de vivienda con la particularidad que se respeta el diseño pergeñado por el propietario.
La localidad  se funda en 1922 por Camila Pedemonte de Muñoz y los planos se aprueban en setiembre del año siguiente, el ferrocarril hacía trece años que ya surcaba su periferia, y los campos que bañan sus límites se cuentan entre los mejores del planeta. El equipamiento urbano está en relación a las necesidades de sus habitantes, posee agua corriente, electricidad, y no sé si por fin llegó el gas tan ansiado, cuenta con pavimento, centro de salud, dos clubes, la escuela primaria 151, cable e Internet inalámbrica.
Mas del 10% de la población se estableció en los últimos diez años como producto de un desplazamiento de personas que cansados de los males ciudadanos optaron por estos pequeños emplazamiento cuasi rurales para proseguir sus vidas, espero, ruego que junto con ellos no vengan los virus urbanos.
Arminda, Pueblo Muñoz, perdón por la falta de tomas a sus cascos urbanos, serán motivo de una próxima salida con mas tiempo, eso espero.

4 comentarios:

  1. Como supondrás, me encantó ese "bebedero"!!! Ay! Quién puede resistirse, como bien me respondiste en la entrada anterior, a la disyuntiva entre la fría pero necesaria modernidad, y la belleza de lo viejo y abandonado?! Otro abrazo reforzado per te.

    ResponderEliminar
  2. A veces me cuesta mucho hacer estos viajes, a veces me asalta el miedo de salir al camino y no poder sentir, me sobrevuela el pánico de regresar sin ninguna foto, me aterra la idea que un viejo y abandonado bebedero de pared sea nomas que eso.
    Abrazo distante, no sea que la contagie.

    ResponderEliminar
  3. Querido Rodolfo.Mil gracias por esta página. Gracias a vos este domingo iremos con mi pequeña flia a visitar estos pueblos y llenarnos de su magia. Un abrazo de una tucumana que vive en Funes.

    ResponderEliminar
  4. Espero que disfrutes de la magia que esconden estos pequeños puntos de luz en medio del mar de soja que los rodea, si uno es perceptivo hay mucho por ver y aprender.
    Gracias por tus palabras y espero seguir en el camino visibilizando estas pequeñas gemas escondidas.
    Abrazo retribuido!!!.

    ResponderEliminar