Páginas vistas en total

domingo, 30 de junio de 2013

Primera Estación. San Andrés de Giles I, Buenos Aires, Argentina

Llegué a San Andrés minutos antes de la medianoche, hecho que estoy tratando de repetir cuando se puede, ya que ese primer contacto con la ciudad bajo la quietud de la noche propone una dosis de magia y misterio que comenzará a develarse recién al día siguiente y será ahí cuando uno descubra que cosas se esconden en la oscuridad.
La ciudad se ubica a 103 km de Buenos Aires, posee un poco mas de veinte mil habitantes y todos los servicios y cierta calma puebleril que ostentan asentamientos de esa escala. La Plaza San Martín, muy cuidada, se engalana con una estatua de 1912 que homenajea a la Libertad, enfrente aparece la nueva Iglesia consagrada a San Andrés Apóstol con su torre faro en ladrillos y un patio interno, antiguo muy acogedor.
En la otra cara, el Palacio Municipal, proyectado por el Arquitecto Fernando Ortíz, habilitado para su uso en 1908 e inaugurado oficialmente el 25 de mayo de 1910, cuenta en su interior con una importante pinacoteca que no pude visitar por un problemita de incompatibilidad horaria.
Las fotos no fueron sacadas con continuidad espacial, los lugares los fui recorriendo en distintos momentos, durante los dos días completos que permanecí en la urbe. Lo maravilloso de estos recorridos pausados es que generan espacios como para disfrutar de una lectura bajo quince tibios rayos de sol sentado en alguna de las plazas, ordenadas y concurridas que ostenta la ciudad, o simplemente tomar café en un bar de esquina mirando por la ventana como sucede la vida ajena, o tal vez almorzar en un club barrial sintiendo el afecto de cada persona que entraba o salía del lugar sin importar que uno fuera ave de paso, y todo sin el apremio del vértigo que nos contagia la vida en la metrópolis.
Las últimas tomas corresponden a la Estación sin rieles originariamente perteneciente al Federico Lacroze con su  Tranway Rural tirado por caballos. En 1897 cambia tracción a sangre por locomotoras a vapor bajo la denominación de Ferrocarril Rural de la Provincia de Buenos Aires y posteriormente y hasta su cierre definitivo en 1998 operó bajo el ala del General Urquiza, ramal Lacroze-Rojas. Las dos del final muestran al  bello edificio perteneciente al polígono del Tiro Federal, mandado a erigir en 1902 por órden de la "Liga Patriótica Nacional", actualmente alberga al archivo fotográfico con exposiciones temáticas que cuentan el pasado en sepia.
Pero todavía Giles me guardaba la sorpresa mayor, un lugar harto hardcore, uno de esos descubrimientos que pasan directamente al sector "de culto" del disco duro de los recuerdos de viajes.

2 comentarios:

  1. Ya sabés que "adoro" tus testimonios fotográficos...y además de la primera foto, que ya te había elogiado, la cuarta me pareció fenomenal! Qué encuadre más bonito! Sos un grosso. Aquí te sigo. Abrazooo

    ResponderEliminar
  2. Ojalá puedas recorrer San Antonio, el clima puede no se porte muy bien, parece.
    De todas maneras un cielo amenazante puede ser muy expresivo y más tras la mirada de alguien con tanta sensibilidad y manejo de la imagen y sus circunstancias.
    Abrazoo y aguardo fotos!!

    ResponderEliminar