Páginas vistas en total

domingo, 15 de enero de 2012

Mira-mar, el pueblo de las mil resurrecciones, Córdoba, Argentina

Miramar es el único pueblo costero de la laguna Mar Chiquita, desgraciadamente en el momento de los primeros asentamientos se encontraba en un período de seca importante, y al no existir registro alguno de tal situación, los pioneros se establecieron bien al borde del agua. Al producirse el efecto contrario la laguna creció hasta alcanzar su espacio habitual inundando en varias ocaciones al casco urbano, 1977, 1983, 1997, 2003, años de mucha lluvia que arrasaron el borde costero y mucho más ya que entre el 77 y el 83 se perdieron las 37 mejores manzanas del pueblo y 102 de los 110 hoteles que poseía, a esa destrucción hay que agregarle un tornado en 1969, una feroz granizada y las épocas de seca que acaban con la pesca y disminuyen la afluencia turística que en un principio buscaba las propiedades curativas de su particular agua salada. Bien ante tanta tragedia uno pensaría en un pueblo fantasma, abandonado, pues nó, la gente ama su lugar, lo reconstruye, se reconstruye, aprende de los errores del pasado, toma recaudos, lo que no implica nuevos desastres, que los habrá seguramente, y que los enfrentarán con nueva estoicicidad.
Vayamos a las fotos, las dos primeras pertenecen a un duchador en la playa con forma y en homenaje a las aves dueñas del ecosistema, 3y4 un puentecito al ingreso de la playa central, pequeña y concurrida, gaviotas sobre sobres, las 5,6,7,8 y 9 corresponden a la torre del otrora casino del Hotel Copacabana desaparecido el 2 de diciembre de 1978 luego que vientos de más de 140km rompieran las defensas de dos metros que protegían al edificio, hoy la vieja torre yace en medio de escombros que la seca devuelve a la comunidad, que de a poco los va eliminando.
La última, que no es mía, corresponde a una toma aérea que nos permite ver la destrucción de la planta urbana, esas 37 manzanas devoradas por el agua y dinamitadas por personal del tercer cuerpo de ejército en 1992.

No hay comentarios:

Publicar un comentario