Páginas vistas en total

sábado, 10 de noviembre de 2012

Tezanos Pinto, del olvido al festejo, Entre Ríos, Argentina

La culpa la tuvo la lluvia de un domingo por la tarde, como?, claro, momento y día ideal para buscar por la red, material sobre sitios abandonados, fantasmales, perdidos y como casi siempre pasa, alguno nuevo aparece y sorprende como en este caso. Tezanos Pinto se ubica a 15km de Paraná y a 6km de Oro Verde, sobre la traza de la antigua y terrosa RN131, uno pensaría demasiado cerca de centros importantes para cargar con tantos olvidos y secretos, pero ocurre que su destino se labró tras los escritorios de vaya saber uno que burócratas, que un día decidieron que su ruta nunca se asfaltaría y que su tren nunca volvería a pasar, game out...
Cuatro o cinco imágenes de la estación semisumergida tras 2m de cañaverales y la proximidad de una esplendorosa mansión destruída, atrapada por un impenetrable monte en donde se jura y rejura suceden fenómenos paranormales de importancia, Rumania, Haití, el centro-oeste de Rusia, no, aquí cerquita nomás.
Domingo de fines de octubre, 11 horas, calor húmedo como debe ser, un kilómetro de un asfalto destruído por años de ineficacia, y cinco de un bien cuidado trazado de tierra, de repente tras una verde colina aparece la pequeña estación, pero luce arregladita como para ir de boda!!!, que pasó?.
El acercamiento me muestra gente reunida en un tempranero almuerzo bajo la galería y andamios que besan las paredes.
-Buen día, puedo sacar unas fotos.
-Sí como no, de donde viene?
-Venga pique algo con nosotros.
Tres líneas de diálogo bastaron para saber que me encontraba ante gente que estaba haciendo algo bueno.
Ocurre que el 18 de noviembre se festeja el centenario de la fundación de Tezanos Pinto y esas personas eran las encargadas de volver a la vida a la estación, sus alrededores y organizar un evento que contará con todas las atracciones que dictan las circunstancias. En diez minutos la ilusión de ver un sitio extraído de un libro de pesadillas se había convertido en compartir picada y asado con quienes estaban refundando la historia del pueblo, sorpresas que te da el camino pensé.
Volví a la semana, sábado de tormenta amenazante y calor consagrado, esta vez sin los laburantes y en verdad pude observar los resultados de la tarea hecha con tanta pasión y amor, si hasta pareciera que la vieja señal está preparada para darte el abrazo de bienvenida.
A quién le interese le recomiendo visite la página de Facebook de Tezanos Pinto allí encontrarán fotos históricas y toda la info sobre la fiesta del 18N.

2 comentarios:

  1. muy bueno tu blog, me lei todo sobre tezanos pinto muy bueno...segui adelante

    ResponderEliminar
  2. El lugar y su gente es muy motivante, tanta soledad a pasos de la gran ciudad y tanto amor brindado por su gente, emociona.
    Gracias por el comentario, y la idea es seguir en el camino hasta encontrar el final.

    ResponderEliminar