Páginas vistas en total

lunes, 22 de octubre de 2012

La Catedral de La Plata, el interior, Buenos Aires, Argentina

El interior no contiene ni el subsuelo ni los miradores, tan solo la planta principal, y si desde afuera el volúmen denota una espectacularidad única, el interior sobrecoge, los cambios espaciales, las luminosidades, los vitrales, los trabajos en madera, las imágenes, todo suena grandilocuentemente y aún para el que no comulgue con el credo, la obra arquitectónica merece la minuciosa visita debido a la valía de su materialidad y espacialidad

No hay comentarios:

Publicar un comentario