Páginas vistas en total

lunes, 10 de octubre de 2011

10, el cielo perfecto, La Vitícola, Buenos Aires, Argentina

Nada ni nadie haría retroceder la tormenta, pero quién podía imaginar que se iba a abrir un huequito en ese techo compacto para que se filtraran 36 rayos de sol que iluminarían el escenario de la batalla final, fueron segundos nomás, luego el equivalente a 100 cataratas del Niágara cayeron sin piedad durante unos pocos pero interminables minutos, y así como llegó se fue, descargó su furia y se desvaneció, misterios de la naturaleza natural diríamos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario