Páginas vistas en total

jueves, 3 de noviembre de 2011

Tres momentos, Villa Epecuén, Buenos Aires, Argentina

La Villa en 1984, la inundación de 1985 y lo que el agua devolvió luego de 26 años, no hay nada en pié que no haya sido afectado, el exceso de sal actuó como agente corrosivo del hierro en las estructuras de hormigón, las cuales no pudieron soportar la presión del agua, en algunos casos más de quince metros, y se derrmbaron cayendo como en un fusilamiento, sobre sus bases.

No hay comentarios:

Publicar un comentario